91 179 25 38  | servicedoor@servicedoor.es
9
Nov

Un vigilante de seguridad, de 43 años y vecino de Sarriguren, Carlos Antúnez García, falleció en un accidente laboral ocurrido el martes por la noche en las instalaciones de una empresa de la Ciudad del Transporte, en Imárcoain. La puerta de los almacenes principales de la firma deportiva Decathlon se desprendió y le golpeó fatalmente por causas que investiga la Policía Foral.

La sala de gestión de emergencias de SOS Navarra fue informada del accidente a las 0.14 horas de ayer. En concreto, fue el jefe de seguridad quien telefoneó al 112 después de descubrir que la puerta corredera de acceso al almacén había caído sobre el guarda de seguridad, empleado de la empresa Securitas.

Fueron movilizadas dotaciones del parque de bomberos Central (Cordovilla), que rescataron el cuerpo de la víctima, y una ambulancia SAMU-UCI, pero el equipo médico certificó que el trabajador ya había fallecido. La Policía Foral envió al lugar una patrulla de Seguridad Ciudadana y, posteriormente, unidades de Policía Judicial y Científica que se encargan de investigar las causas del suceso. El cadáver del trabajador fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal, donde le fue practicada la autopsia, y posteriormente viajó a León, de donde era natural.

Carlos Antúnez estaba casado con Encarnación González del Egido, con la que residía en Sarriguren. La pareja, que no tenía hijos, se había trasladado a Navarra hacía cinco años, los mismos que llevaba el fallecido trabajando en el sector de la seguridad privada. Con anterioridad había sido autónomo. Su esposa trabaja como auxiliar de enfermería en un centro sanitario de la capital navarra.

Los sindicatos UGT, CCOO, ELA, LAB, CGT denunciaron ayer este accidente laboral mortal y exigieron que se investiguen las circunstancias del suceso y las responsabilidades que pudieran existir. Así lo expresaron en sendos comunicados en los que, además, mostraron su solidaridad con la familia y compañeros del trabajador fallecido y exigieron el cumplimiento de las normas de seguridad.

Este es el segundo accidente laboral mortal que ocurre este año en Navarra en el puesto de trabajo. El 4 de junio perdió la vida un fontanero en Undiano al ser sepultado por la tierra cuando trabajaba en una zanja correspondiente a las obras de saneamiento de la mencionada localidad.

Pon tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *